27 nov. 2011

Son las 01:33 y yo estoy aquí completamente aburrida comiendo uvas, viendo trozos de capítulos de Skins y leyendo tonterías en Wikipedia. En mi portátil tengo algunos exámenes de Selectividad de inglés esperando a que los haga. En mi habitación también se encuentra ''La plaça del diamant''. Segundo de bachillerato es muy difícil. Pensé que sería coser y cantar como lo fue primero. Pero, nada mis ''buenas notas'' se han esfumado completamente. Bueno, en los dos exámenes de Literatura Universal tengo un 10.
Vaya planazo de sábado por la noche!!!!! mi fiel compañera, Marta García, y yo conocemos muy bien estas noches. Bien, tengo tantas cosas que hacer y tan pocas ganas. Odio esta sensación. Es una sensación de vacío. Es como no sé, sé por lo que está pasando y no puedo hacer nada... ¿Impotencia? Pero no es sólo por eso, es por todo. ¿Enserio vale la pena hacer todo lo que estoy haciendo? Odio las preguntas retóricas, no me gusta no obtener respuestas. Me encanta escribir incoherencias de este tipo mientras suena... Somebody to love-Justin Bieber. Doy pena ¿eh?
Olivia Palermo me parece extremadamente guapa, he empezado a ver The City y realmente no me gusta mucho, pero no puedo evitar querer más después de cada capítulo. Otra sensación rara. Esta semana tengo un examen cada día y aquí estoy, quejándome y no haciendo nada. Bueno, he de decir que son exámenes fáciles (latín, inglés, filosofía, castellano). Ángel, mi profesor de castellano, se ha dislocado el hombro y no podemos avanzar mucho. Mi vida últimamente es tan jodidamente feliz, que no me gusta. Cuando estoy feliz no escribo cosas bonitas, bueno, no las escribo ni cuando estoy triste. Qué tonta. Enserio, la gente me da asco, no soporto a tantas personas. Me encanta estar a última fila, es super divertido. Creo que voy a dejar de escribir right now porque voy a decir tonterías. Mi prima acaba de decir medio llorando ''no sé inglés'' Ay, hija mía, ¿tú crees que con el sistema educativo español alguien sabe inglés?
Hoy me han preguntado ''¿Cómo lo superaste?'' y mi contestación ha sido rara y estremecedora ''Puuues, sonriendo y haciéndoles creer que estaba bien. Y solucionando mi tristeza sin decirlo y poniéndome mala.'' Psicosomático. Echo de menos griego, odio geografía.

23 nov. 2011

''algún día voy a coger todas esas caras de pena y las voy a convertir en caras de pene. cómo mínimo se reíran al verse en el espejo''

22 nov. 2011


Mentir bé és un art molt difícil, que poques persones arriben a practicar amb solvència i dignitat. Abunden els mentiders; però ,en general, són mals mentiders: se'ls coneix que menteixen. Un infundi no hauria de ser honorablement qualificat de mentida sinó quan és perfecte: quan presenta una aparença justa de veritat. Per això sempre resulta preferible de dir la veritat, la pròpia i exacta veritat, en el cas que siguem incapaços d'inventar mentides invulnerables. Les mentides poc convincents, de més a més, tenen el desavantatge de desacreditar aquell qui les propala. En l'ordre de les relacions normals d'home a home,el principi de <<credibilitat>> és essencial: hem de <<creure>> el nostre interlocutor perquè sigui possible d'entendre'ns-hi. El mentider ,el bon mentider, es fa creure: el seu falsetjament de fets o d'idees s'ofereix amb uns aires de versemblança tan nets,que no dubtem a acceptar-lo com a veracitat. Amb un bon mentider ens podem entendre -o malentendre-, i encara que en sortim perdent, el tràmit serà còmode i simpàtic. El mal mentider ,per contra, ens deixa en una situació inquietant. Sabem que està mentint-nos, i no podem <<creure'l>> : li retirem la nostra confiança. Amb ell no hi ha res a fer: la relació resulta penosa, queda viciada des de l'origen, s'estabeliz -si s'estableix- sobre bases fictícies per ambdues parts. Una bona mentida val per una veritat. I ,repeteixo, <<mentir bé>> exigeix tants i tan rigorosos dots d'maginació i de malícia, que les persones no proveïdes d'una tal genialitat hauríem de desistir-ne i procurar ser verídics sempre i per principi. Encara que dir la veritat sigui o ens sigui desagradable. En aquest punt ,com en molts altres, la <<utilitat>> dóna raó als moralistes més repatanis.

21 nov. 2011

"That's the great thing about the universe: unpredictable. That's why it's so much fun."

17 nov. 2011

Luces de bohemia (y de ilusión)

MAX
Latino, ya no puedo gritar... ¡Me muero de rabia!... Estoy mascando ortigas. Ese muerto sabía su fin... 
No le  asustaba, pero temía al tormento... La Leyenda Negra, en esos  días menguados, es la Historia de España. Nuestra vida es un círculo dantesco. Rabia y vergüenza. Me muero de hambre, satisfecho de no 
haber llevado una triste velilla en la trágica mojiganga. ¿Has oído los  comentarios de esa gente, viejo canalla? Tú eres como ellos. Peor que ellos, porque no tienes una peseta y propagas; la mala literatura, por 
entregas. Latino, vil corredor de aventuras  insulsas, llévame al Viaducto. Te invito a regenerarte con un vuelo.
DON LATINO
¡Max, no te pongas estupendo!




16 nov. 2011

Si me hubiese parado a pensarlo, hubiera comprendido que mi devoción por él no era más que una fuente de sufrimiento. Quizá por eso le adoraba más, por esa estupidez eterna de perseguir a los que nos hacen daño.

10 nov. 2011

Sube la tensión,aullamos como fieras.No quemar el sol será nuestra grandeza.
La pareja tóxica que dominará el planeta...

4 nov. 2011

no quiero mirarte,no quiero tenerte,no quiero morirme de ganas de verte,no quiero sufrir,no quiero llorar,no quiero que me digas dónde tengo que estar,no me quiero reír,no te quiero más,no quiero darte un beso en la mejilla al despertar,es que no puedo si sé que tengo que darte una razón y no volver a molestarte un susurro en el oído y camelarte,cuatro gotitas de tequila y olvidarte

3 nov. 2011



Un intelectual es habitualmente alguien que no se distingue precisamente por su intelecto -dictaminó Corelli-.Se atribuye a sí mismo ese calificativo para compensar la impotencia natural que intuye en sus capacidades.Es aquello tan viejo y tan cierto del dime de qué alardeas y te diré de qué careces.Es el pan de cada día.El incompetente siempre se presenta a sí mismo como experto,el cruel como piadoso,el pecador como santurrón,el usurero como benefactor,el mezquino como patriota,el arrogante como humilde,el vulgar como elegante y el bobalicón como intelectual.