7 may. 2011

Ayer estaba en el supermercado y vi a una niña de unos cuatro o cinco años que fingía leer lo que decía en los Danoninos.Y recordé cuando yo tenía su edad...Era una malcriada que siempre siempre llevaba dos coletas.Recuerdo perfectamente cuando me encontraba con cualquier persona que no conocía y le decía con una voz super dulce : ''¡Hola! Me llamo Mailen Castro Molina.Ésta es mi Mamá.Se llama Mónica y es maestra.Me gusta Sailor Moon. ¡Viva Fidel Castro!'' Nunca he sido comunista,sólo sabía que el presidente de Cuba se llamaba así,pero mi papá también...
Recuerdo como cada día iba a la casa de mi tía Graciela,la hermanastra de mi padre que vivía en la misma calle que yo, para que me dejase jugar a un juego de ordenador que,por cierto,era muchísimo mejor que los juegos de hoy en día.Siempre iba corriendo y como tenía todas las puertas abierta entraba rápidamente y me tiraba en su cama para darle un abrazo.Pero un día mientras corría hacía allí me caí y llegué llorando y ella me dijo unas palabras que desde luego nadie hubiese dicho una niña de cinco años : ''Ojalá yo pudiera levantarme de esta cama y salir a correr.Y poder caerme miles de veces.''
Y dejé de llorar por la caída y empecé a llorar porque no sabía por qué ella no se podía levantar.Desde ese día siempre le decía que un día nos iríamos a los columpios y después iríamos al kiosko de la esquina a comprarnos cosas para comer.Nunca lo hicimos.Murió cuando yo tenía siete u ocho años.
Otro recuerdo es cuando íbamos mi mami y yo a los columpios y a cada empujón que me daba decía un número en inglés.Así aprendí a contar.Siempre me decía palabras en inglés y yo las repetía hasta la saciedad.Mi mamá era la mejor.Todos los días cuando volvía de trabajar a las 20:00 me traía un Huevo Kinder.También me compró una piscina redonda super pequeña y la pusimos en nuestro patio de 1,5x1m.Y todas las mañanas me dejaba un papelito en la mesa o en la nevera y me decía siempre lo mismo: ''Portate bien y no hagas renegar mucho a Julia.Mamá te quiere mucho.'' Julia era mi niñera,la última que tuve.Yo no sé cómo me podía soportar,era la niña más cansina del mundo.Un día estábamos en el pueblo de mi abuela y yo quería una Barbie y ella no me la quería comprar y yo me enfadé y tiré al suelo toda la estantería.No me la compró.Fue un regalo de Papá Noel.Recuerdo que esas Navidades mis primos y yo cogimos un árbol de Navidad viejo e hicimos nosotros las bolas y estrellas.Lo dejamos en el patio de mi abuela.Esas Navidades fueron las mejores de mi vida.Y la Barbie era una que venía con un trampolín y saltaba.
Así era yo.Y ahora que ya han pasado más de diez años creo que sigo igual...

2 comentarios:

  1. Muy interesante Mai!
    (no tanto como la boda K&G jajajaja, pero sí)
    al menos así sabemos mas de ti!
    besitos Titi!

    ResponderEliminar
  2. La foto que tenías en el metroglog con tu madre es la más bonita que he visto nunca.

    ResponderEliminar